EEUU lanza misiles desde dos buques con base en Rota en su ataque sobre Siria

Durante la ofensiva se han disparado 59 misiles Tomahawk y las autoridades hablan ya de varios muertos

El Ejército de Estados Unidos ha llevado a cabo un ataque con misiles de crucero esta madrugada contra una base militar ubicada en la provincia siria de Homs (oeste), según han informado los medios estadounidenses.

Según avanza El Mundo, los misiles fueron lanzados desde los destructores Ross y Porter, que tienen su base en Rota, en la provincia de Cádiz y que operaron desde el Mar Mediterráneo. Fuentes oficiales estadounidenses han señalado a la agencia Reuters que se trata de un ataque “limitado”. Así lo cree también el ministro de Información del gobierno sirio.

En total se han disparado 59 misiles Tomahawk, cada uno con una carga explosiva de 500 kilos, sobre la base aérea de al-Shayrat, situada en las afueras de la ciudad de Homs.

El ataque parece ser la respuesta de Estados Unidos al supuesto ataque químico perpetrado el martes en la provincia de Idlib, que la práctica totalidad de la comunidad internacional ha achacado al presidente del gobierno sirio, Bashar al Assad, y que se saldó con cerca de un centenar de muertos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado que dio la orden para atacar una base militar en el oeste de Siria, afirmando que la decisión va en línea “con el interés nacional”, al tiempo que ha pedido a las “naciones civilizadas” que se unan a Washington “para intentar poner fin a la carnicería y el derramamiento de sangre en Siria, así como al terrorismo en todas sus formas”.

Por su parte, el viceembajador ruso ante Naciones Unidas, Vladimir Safronkov, advirtió también el jueves de las “consecuencias negativas” de un posible ataque estadounidense en Siria en respuesta al presunto ataque químico. “Toda la responsabilidad de una posible acción militar estarán sobre los hombres de los que inicien una acción dudosa y trágica”, dijo.

En el ataque, según fuentes oficiales, al menos seis soldados sirios habrían perdido la vida. Además de las posibles víctimas mortales, el ataque produjo decenas de heridos y destruyó “casi completamente” la base aérea, que es la segunda más importante de las fuerzas gubernamentales sirias, según un comunicado del Observatorio.