Fallece Adrián, el niño con cáncer que quería ser torero

Su amor sin complejos a la tauromaquia le granjeó el insulto de algunos antitaurinos que llegaron a desear su muerte

Adrián Hinojosa ha muerto este sábado por la tarde. Era el niño con cáncer que soñaba con ser torero. El pequeño al que arropó el mundo del toro y que tras su homenaje en la plaza de toros de Valencia el pasado mes de octubre fue carne de cañón de los insultos de los antitaurinos.

Lo ha confirmado a El Español el padre del niño, Eduardo Hinojosa. “Ha ocurrido esta tarde”, ha explicado. “Estamos destrozados. Al menos él ya ha dejado de sufrir”.

El menor comenzó a ser conocido por su lucha contra la enfermedad y por su afición a la tauromaquia después de que una mujer desease la muerte al niño, que tenía 8 años y padecía Sarcoma de Ewing.

En esos días, su padre colgó un mensaje en las redes sociales en las que el menor agradecía las muestras de cariño que estaba recibiendo. «Muchas gracias a todos por toda la fuerza que me dais. Vivan los toros», dijo.

El padre presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Carcaixent (Valencia) y la Policía Nacional abrió una investigación para determinar cuáles han sido las expresiones susceptibles de constituir un delito de odio.

Figuras del mundo del toreo como Iván Fandiño, David Mora y Rafael Rubio “Rafaelillo” han expresado sus condolencias por la muerte de Adrián Hinojosa. Su muerte, confirmada a El Español por el padre del pequeño, Eduardo Hinojosa, ha sido rápidamente tendencia en la red social Twitter con el hashtag DEPAdrián.