Los primeros veterinarios de auditores de agroalimentarias salen de Cádiz

La formación y el diploma recibidos los convierten en los primeros de toda España

Con la clausura oficial, presidida por el subdelegado del gobierno central en la provincia, Agustín Muñoz, terminaba en Cádiz el primer curso ‘Especialidad Veterinaria en Auditorías en el Sector Agroalimentario’. La formación y el diploma recibidos los convierten en los primeros ‘Veterinarios auditores de empresas agroalimentarias’ de toda España. Pero además, pone a disposición del sector agroalimentario español y, en especial, de las empresas exportadoras, a un grupo de veterinarios auditores especializados en certificar sus actividades, de acuerdo con los últimos cambios normativos. De ahí la importancia de que entre el público asistente hubiera representantes de este sector económico en la provincia.

Muñoz asistió como público a las últimas ponencias técnicas del curso, abiertas a representantes del sector económico agroalimentario de la provincia. El subdirector general de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera de la Dirección General de Sanidad y Producción Agraria del Mapama, Miguel Ángel Martín; Mario de la Cueva, (jefe de la dependencia funcional de Agricultura y Pesca de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, y colegiado del ICOV Cádiz) y el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Veterinarios, Fidel Astudillo, fueron los encargados de disertar sobre la ‘Situación de las exportaciones de las industrias agroalimentarias’ y el ‘Procedimiento para la habitabilidad de personas veterinarias para la emisión del DVR (Declaración Veterinaria Responsable)’. El auditorio presente recibió con interés los contenidos, dada su actualidad.

Tras la entrega de diplomas, durante la clausura oficial Muñoz felicitó a la entidad colegial por su iniciativa, ya que “contribuye al avance del posicionamiento de Cádiz en el contexto internacional de la industria agroalimentaria”. Según dijo Muñoz, “es responsabilidad del gobierno de la nación contribuir a mejorar la competitividad de las exportaciones españolas”, y “contar con veterinarios bien formados en los procedimientos de certificación es fundamental para conseguir ese reto”.

Del resto de alocuciones, destacó la del coordinador del curso, el veterinario miembro de la Junta Directiva del ICOV Cádiz, Jesús Fernández. Enfatizó en la formación recibida por el alumnado, capacitado ahora, específicamente, para asesorar, diseñar y desarrollar auditorías en empresas agroalimentarias, así como planes de seguridad y calidad alimentaria. Para estos veterinarios, opinó, “se abre un mercado laboral inédito hasta hace poco al que, esperamos, podáis acceder gracias a vuestra participación en este curso. Esa, al menos, ha sido la intención del Área de Formación del Colegio de Veterinarios de Cádiz con la organización de este curso”. Destacó la colaboración de uno de los docentes, Mario de la Cueva, “profesional de gran valía y con una gran disposición para ayudar a los compañeros que ahora empiezan”, dijo. De igual forma, hizó hincapié en la “gran suerte” de contar entre el profesorado con Jorge Juste (jefe de área de seguimiento y coordinación de programas del Mapama) y con Ileana Calixto (directora de desarrollo corporativo de la empresa Araporcei), “magnífica profesional, de gran experiencia y cómplice de esta iniciativa desde su gestación”, en unas jornadas informativas que se celebraron en 2016. “Agradecimientos también para el resto de docentes: Laura López y Vicente Fernández (veterinarios consultores de Seguridad Alimentaria), Luis Polo (director de calidad de FACCSA y MISSA), Cristina Velasco (veterinaria en la Consejería de Agricultura,Pesca y Desarrollo Rural), Jesús Fernández (veterinario de la Consejería de Salud), Ángel Fernández (veterinario de la Consejería de Salud), Rosa Flores (auditora de sistemas de seguridad alimentaria) y Lola Sánchez (auditora de sistemas de seguridad alimentaria de Araporcei), así como al alumnado, que han puesto de relieve el alto nivel formativo de la profesión Veterinaria en la provincia”.

En el acto de clausura intervinieron también, por este orden, el presidente del Colegio de Veterinarios de Cádiz, Federico Vilaplana y los citados Miguel Ángel Martín y Fidel Astudillo, quienes vinieron a reforzar la afirmaciones de los mencionados anteriormente.

La acción formativa está acreditada por la Agencia Andaluza de Calidad Sanitaria. Se ha desarrollado en modalidad presencial, cinco horas a la semana, desde el noviembre pasado. Ha constado de contenidos teóricos y prácticos, estos últimos en empresas colaboradoras en las que se han realizado tareas autorizadas.

La pretensión del ICOV Cádiz para poner en marcha este curso pionero se justifica en la normativa del Real Decreto 993/2014, de 28 de noviembre, por el que se establece el procedimiento y los requisitos de la certificación veterinaria oficial para la exportación, así como la entrada en vigor, a partir del 1 de marzo de 2016, de la obligatoriedad para las empresas agroalimentarias de disponer de un Sistema auditados de Autocontrol Específico (SAE), certificado por un Organismo Independiente de Control (OIC), cuando estas empresas tienen intención de exportar productos destinados a consumo humano a países con requisitos sanitarios adicionales a los marcados por la Unión Europea. Precisamente, uno de los colaboradores del desarrollo de esta normativa fue el colegiado en Cádiz, Mario de la Cueva.

El curso ha sido organizado por el Colegio de Veterinarios de Cádiz, a través de su Área de Formación, con la colaboración de la Dependencia de Agricultura y Pesca del Ministerio de Agricultura y Pesca – a través de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz-, Alimentación y Medioambiente en Cádiz, y las empresas Petaca Chico, Montesierra, Araporcei e Ibense.