Dos explosiones en Manchester tras un concierto deja muertos y heridos

La Policía británica confirma que se trata de un atentado terrorista con al menos 22 fallecidos y 50 heridos

La policía de Manchester ha confirmado que se han producido varias víctimas mortales a la finalización de un concierto de la artista estadounidense Ariana Grande. Por el momento, fuentes policiales han confirmado que al menos 22 personas han fallecido y otras 50 se encuentran heridas.

El estadio Manchester Arena ha sido evacuado inmediatamente al recibir la información de dos fuertes detonaciones en el espectáculo al que habían asistido cerca de 20.000 personas. Según las fuerzas de seguridad, los estadillos tuvieron lugar poco antes de las 22:35h

Según ha informado la Policía británica, el atentado fue un ataque suicida. El autor, que actuó en solitario, murió al activar una carga explosiva de fabricación casera. En la cuenta oficial del Manchester Arena han confirmado que el incidente tuvo lugar en el vestíbulo del recinto. El espectáculo ya había finalizado, el público jovencísimo comenzaba a desalojar el Manchester Arena y muchos padres se agolpaban en los alrededores y en el vestíbulo cuando dos explosiones seguidas se escucharon con claridad. La Policía ha informado de que entre los fallecidos hay niños y adolescentes.

Parte del público, tal como se ve en las imágenes, ha huido precipitadamente del estadio tras escuchar las explosiones. Los testigos han descrito las detonaciones como “ruidos de disparos o de bombas”, tras lo cual se ha producido una ola de pánico, con gritos, carreras y empujones para abandonar el recinto. Un grupo de al menos 50 menores ha sido trasladado al hotel Holiday Inn, donde los jóvenes esperan allí a sus padres, de los que se perdieron tras la explosión.

La cantante Ariana Grande, miembros de su equipo y otros artistas que han participado en el concierto han confirmado que se encuentran perfectamente.

La primera ministra británica, Theresa May, ha condenadi el “atroz ataque terrorista”. La jefa del Gobierno británico expresó su solidaridad con las víctimas y las familias de los afectados y confirmó que la policía está tratando el incidente como un atentado. Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, lamentó “el terrible incidente en Mánchester”. “Mis pensamientos están con todos los afectados y con nuestros eficientes servicios de emergencia”, escribió Corbyn en la red social Twitter.

Los hospitales de la ciudad se está solicitando a los ciudadanos que no acudan a los servicios de urgencias si no tienen nada grave, dejando espacio a los heridos que lleguen desde el Manchester Arena.