El circo donde crecen los enanos

Al PSOE le sale más competencia a parte de Podemos, con el nacimiento de ‘Ahora Plataforma’

Si proclamo que la política es un circo, nada descubro. Un circo donde compiten todos los actores políticos a fin de demostrar quien hace el número más raro, más difícil y, a su vez, más censurable por los que pagamos la entrada en forma de impuestos y asistimos atónitos al que debería ser el mayor espectáculo del mundo, reconvertido en esperpento.

Resulta que en este circo global, si alguien se enfada o se despierta de la siesta iluminado por las musas, monta un partido nuevo, al que encuadra dentro de la nueva política pero no es más que otro numerito en la pista central, en muchos casos protagonizado por viejos osos, o lo que es lo mismo, viejos políticos.

Tamaño es el espectáculo, que no me extraña que el mundo del circo de verdad, ese que va de pueblo en pueblo montando y desmontando carpas, esté en crisis. Los periódicos, informativos de radio o televisión, las redes sociales y los vecinos en el bar de la esquina ya dan suficiente información sobre lo que hacen los equilibristas, trapecistas, hombres bala, forzudos, acróbatas o, entre otras artes escénicas, los payasos, que los hay y muy buenos.

El PSOE es uno de los principales artistas. Por sí es un circo lleno de osos, y eso que cada vez prohíben en más municipios los circos con animales. Echaron a un secretario general en una función única de sábado por la tarde. Convocaron unas elecciones primarias en un magnífico número de funambulismo y cayeron al vacío y sin red.

A ese PSOE que no levanta cabeza – entre otras razones por el circo de Podemos y sus muchos payasos – le ha salido nueva competencia. No es un partido político –todavía- pero contribuye al espectáculo con un número de malabarismo. Se hacen llamar ‘Ahora Plataforma’ y se presentan ante la sociedad como un grupo de “ciudadanos comprometidos que nos preocupa la situación en la que se encuentra España”.

En su ideario figuran la “igualdad, socialdemocracia, regeneración profunda de nuestra democracia y del comportamiento interno y externo de los principales partidos políticos, separación de poderes efectiva, ciudadanía, laicismo y europeísmo”.

Declaración que concluye asegurando que “los huérfanos políticos se han multiplicado en los últimos tiempos en España y es muy probable que muchos de ellos se encuentren cómodos en un lugar como éste, alejado del sectarismo político y partidario y dispuesto a trabajar con la máxima honestidad y decencia posible en beneficio de España y los españoles”. Es decir, blanco y en botella, otro circo más.

Se desconoce si los promotores de ‘Ahora Plataforma’ se presentarán a las próximas elecciones generales. Pero votos, no muchos, arrastrarán. Y por su ideario político serán votos del sector moderado del PSOE, que es antagónico a las políticas de Pedro Sánchez, quien ya se sabe que está muy cómodo con los votantes de Podemos.

Doscientos votos en una provincia, quinientos en otra, cuestan diputados y el PSOE con Pedro Sánchez ya sabe lo que es cosechar los peores resultados de su historia. Si se confirma que ‘Ahora Plataforma’ da el paso, se demostrará que el socialista es un circo donde crecen los enanos.