La Cooperativa de Las Virtudes de Conil, ejemplo del sector agrario provincial

La vicepresidenta de Diputación, Maribel Peinado, define a la cooperativa como “un orgullo para la Provincia”

La vicepresidenta segunda de la Diputación y diputada responsable del área de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, ha visitado la cooperativa Las Virtudes de Conil para conocer el funcionamiento de esta sociedad agrícola y sus planes de futuro, que pasan por producir con menor coste energético y mejorar el reciclaje. El presidente de la cooperativa, Bartolomé Ramírez, atendió a Peinado durante el recorrido por las instalaciones, en el que también estuvo acompañada por el presidente de COAG-Cádiz, Miguel Pérez Aguilar.

Maribel Peinado recorrió la nave de semillero, los invernaderos, la zona de prueba de cultivos y las instalaciones donde se manufacturan los productos. La responsable de Desarrollo Sostenible puso especial interés en conocer las prácticas medioambientales sostenibles que llevan a cabo los cooperativistas. La cooperativa emplea energía alternativa para su actividad en un 70 por ciento del total y emplea métodos sostenibles para el reciclaje de los embalajes deteriorados. Tiene proyectado la instalación de un molino energético para abastecer sus actividades en las instalaciones. Al respecto, Maribel Peinado va a facilitar la asistencia de técnicos de la Agencia Provincial de la energía para colaborar en la evaluación del citado proyecto.

“Esta cooperativa es un orgullo para la provincia de Cádiz y para los trabajadores del campo, que son capaces en estos tiempos difíciles de generar empleo y de luchar por potenciar los productos agrícolas autóctonos”, ha señalado Maribel Peinado, quien firmó en el Libro de Visitas de la cooperativa.

La Sociedad Cooperativa Andaluza Nuestra Señora de las Virtudes fue constituida el 9 de febrero de 1963 por agricultores de la zona, que se agruparon para comercializar las verduras y hortalizas que producían en sus explotaciones agrarias. Actualmente cuenta con unos 500 socios, con un carácter netamente comarcal ya que los mismos son vecinos de los municipios de Barbate, Chiclana, Conil, Vejer, Medina Sidonia y Puerto Real, informa la cooperativa.

Cuenta con distintas instalaciones: lonja, central de manipulación hortofrutícola, ferretería, semillero, surtidor de combustible, almacén de frutas y la tienda Coagrico, que ofrece sus productos directamente del productor al consumidor.

En relación con el semillero, la Diputación ha subvencionado este año con 50.000 euros la adquisición de útiles y maquinaria, en el contexto de un proyecto promovido por la sociedad cooperativa y con un presupuesto total de 157.566 euros. Con estos nuevos medios los agricultores rebajarán costes de producción, ya que hasta ahora las hortalizas injertadas se compraban en Almería o Sevilla. Además, se experimentará un beneficio medioambiental al reducirse el uso de productos fitosanitarios y desinfectantes en las tierras de cultivo.

La sociedad basa su producción en la huerta de Conil, de reconocido prestigio local, comarcal y nacional, que ofrece productos de gran calidad gracias a su emplazamiento cercano al mar y a un clima favorable y con muchas horas de sol al año, que aportan un sabor y una textura especial a los productos hortofrutícolas de gran variedad; se ofrecen al consumidor más de sesenta especialidades. Los cultivos se producen en unas explotaciones, cuya extensión media oscila entre 1 y 1,5 hectáreas.