Diputación prestará su apoyo al reconocimiento de la raza de gallina sureña

La vicepresidenta Maribel Peinado mantiene un encuentro con los criadores de esta variedad avícola que busca su oficialidad

Maribel Peinado, vicepresidenta segunda de la Diputación de Cádiz y responsable del área de Desarrollo Sostenible ha mostrado la voluntad de la Corporación Provincial para colaborar en el reconocimiento de la raza avícola sureña, en el transcurso de una reunión que ha mantenido con responsables y criadores de la Gallina Sureña.

El Pleno de abril de la Diputación acordó coordinar acciones con los responsables de esta especie avícola, para generar acciones encaminadas a su potenciación, al aprobar una proposición presentada por Izquierda Unida.

En la referida reunión han estado presentes Mariano Sánchez, vicepresidente de la Federación Andaluza de Asociaciones de Criadores de la Gallina Sureña; Manuel Serrano, vocal de la federación, y Francisco Racero, miembro de la Asociación Columela.

“Nos han solicitado colaboración a la Diputación de Cádiz para el reconocimiento de la raza avícola sureña y para su inscripción en el catálogo oficial de razas de ganado del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Trabajaremos de forma coordinada en las acciones futuras que se puedan impulsar para el desarrollo de las funciones propias de la asociación en cuanto al cumplimiento de la mejora de la raza”, ha indicado Maribel Peinado.

La reunión de trabajo ha supuesto el primer contacto institucional entre ambas partes, y la presentación formal de la federación y de las actividades que desarrollan al servicio de ganadería de la Diputación de Cádiz.

Mariano Sánchez ha mostrado su agradecimiento al trato recibido y ha tildado de muy positivo el encuentro, dejando abierta la colaboración a través de una coordinación directa entre la federación y los técnicos del servicio ganadero de la Diputación.

La Gallina Sureña, morucha, es típica de la zona de Cádiz, Sevilla y Málaga. A finales del siglo XX un grupo de aficionados andaluces encabezado por Francisco Román y siguiendo los consejos del doctor Fernando Orozco, trabajaron en la selección y estandarización del tipo de gallina andaluza, que se había criado desde antaño en los cortijos del sur de Andalucía. Su plumaje es muy vistoso y de gran diversidad de colores. Después de la selección y fijación de los distintos colores se consideró que aquel conjunto de gallinas había llegado a la denominación de andaluza sureña. Se trata de una gallina de porte mediterráneo, aunque su tamaño y peso son ligeramente superiores a los de la mayoría de estas razas. Es un ave bien proporcionada y rústica. Actualmente se busca su reconocimiento oficial.