CSIF denuncia que el personal del Consorcio de Bomberos está sin seguro de vida

El sindicato lamenta la total desprotección del colectivo, que se expone constantemente a situaciones de riesgo

La Central Sindical quiere denunciar públicamente la grave situación de desprotección en que se encuentran los bomberos de la provincia una vez que, desde comienzos de año, expirara el seguro de vida y de incapacidad que tenía contratado el Consorcio provincial de Bomberos para todo el colectivo. En una reunión entre representantes sindicales y el propio Consorcio, éste explicó que la aseguradora comunicó en noviembre del año pasado su intención de no renovar el seguro de fallecimiento y de incapacidad permanente, en cualquier de sus grados, que vencería el 31 de diciembre.

El Consorcio de Bomberos sacó a licitación pública el seguro en dos ocasiones, en lo que va de año, sin conseguir que se presentara ninguna oferta, por lo que actualmente, y desde principios de año, los bomberos se encuentran al descubierto totalmente en caso de que ocurra cualquier desgracia. Según explicaba en la reunión los representantes del Consorcio, en primer lugar se sacó a licitación por un precio de 750.000 euros (anteriormente esta cantidad ascendía a 600.000 euros) y posteriormente, en abril por segunda vez, se sacó por un importe de 1.200.000 euros, y nuevamente ha quedado desierta la adjudicación (a fecha de 13 de junio) por falta de ofertas.

Para CSIF, la situación es muy grave para un colectivo que se enfrenta a diario con situaciones de riesgo, poniendo en peligro su vida cada vez que acude a un servicio de emergencia. Pero aún peor es que el Consorcio, ante su falta de previsión y su incapacidad para ofertar un seguro que cubra el fallecimiento y la incapacidad de sus trabajadores, haya anunciado su intención de suprimir el artículo del acuerdo regulador (el convenio colectivo de los bomberos) que contempla la contratación de este tipo de seguro de vida. Desde CSIF se teme que con la retirada de este artículo, el Consorcio quiera eludir la responsabilidad que le supondría en primera persona en caso de que sucediese alguna tragedia sin contar con el seguro en cuestión.

Hay que recordar la inseguridad añadida que se crea cuando, los seguros de los vehículos solo cubren a terceros y no a los ocupantes de los mismos, es decir, los propios bomberos están excluidos, ya que tal contingencia estaba cubierta con el seguro de vida e incapacidad que a día de hoy no está vigente.

La Central Sindical ha trasladado a su asesoría jurídica este asunto y estudiará las diferentes medidas a tomar para solucionar la desprotección en que se encuentran todos los bomberos de la provincia.

La Central Sindical quiere denunciar públicamente la grave situación de desprotección en que se encuentran los bomberos de la provincia una vez que, desde comienzos de año, expirara el seguro de vida y de incapacidad que tenía contratado el Consorcio provincial de Bomberos para todo el colectivo. En una reunión entre representantes sindicales y el propio Consorcio, éste explicó que la aseguradora comunicó en noviembre del año pasado su intención de no renovar el seguro de fallecimiento y de incapacidad permanente, en cualquier de sus grados, que vencería el 31 de diciembre.

El Consorcio de Bomberos sacó a licitación pública el seguro en dos ocasiones, en lo que va de año, sin conseguir que se presentara ninguna oferta, por lo que actualmente, y desde principios de año, los bomberos se encuentran al descubierto totalmente en caso de que ocurra cualquier desgracia. Según explicaba en la reunión los representantes del Consorcio, en primer lugar se sacó a licitación por un precio de 750.000 euros (anteriormente esta cantidad ascendía a 600.000 euros) y posteriormente, en abril por segunda vez, se sacó por un importe de 1.200.000 euros, y nuevamente ha quedado desierta la adjudicación (a fecha de 13 de junio) por falta de ofertas.

Para CSIF, la situación es muy grave para un colectivo que se enfrenta a diario con situaciones de riesgo, poniendo en peligro su vida cada vez que acude a un servicio de emergencia. Pero aún peor es que el Consorcio, ante su falta de previsión y su incapacidad para ofertar un seguro que cubra el fallecimiento y la incapacidad de sus trabajadores, haya anunciado su intención de suprimir el artículo del acuerdo regulador (el convenio colectivo de los bomberos) que contempla la contratación de este tipo de seguro de vida. Desde CSIF se teme que con la retirada de este artículo, el Consorcio quiera eludir la responsabilidad que le supondría en primera persona en caso de que sucediese alguna tragedia sin contar con el seguro en cuestión.

Hay que recordar la inseguridad añadida que se crea cuando, los seguros de los vehículos solo cubren a terceros y no a los ocupantes de los mismos, es decir, los propios bomberos están excluidos, ya que tal contingencia estaba cubierta con el seguro de vida e incapacidad que a día de hoy no está vigente.

La Central Sindical ha trasladado a su asesoría jurídica este asunto y estudiará las diferentes medidas a tomar para solucionar la desprotección en que se encuentran todos los bomberos de la provincia.