Toma de posesión de la nueva permanente del Consejo de Hermandades isleño

La Iglesia del Carmen acogió la ceremonia donde Manuel García inicia su etapa como presidente de esta entidad

La nueva Junta Permanente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de San Fernando ha tomado posesión de sus cargos en un acto celebrado en la noche de este martes en la Iglesia Conventual de Nuestra Señora del Carmen.

En una ceremonia presidida por el Delegado Episcopal de Hermandades y Cofradías del Obispado de Cádiz y Ceuta, el sacerdote Juan Enrique Sánchez Moreno, tanto el nuevo presidente del Consejo, Manuel Antonio García López, como el equipo de 14 hombres y mujeres que le acompañan al frente de este órgano de gobierno han jurado sus cargos para los próximos cuatro años.

Enmarcado en el quinto día de la Novena a la Patrona de San Fernando, a la presidencia de este acto solemne han acompañado el Arcipreste de la ciudad, Alfonso Gutiérrez Estudillo, y el Prior de los Carmelitas Descalzos de San Fernando, Fray Serafín Galindo López. No ha faltado la representación municipal a través del Primer Teniente de Alcaldía, Francisco Romero, y los concejales Ignacio Bermejo, Juan José Carrera, José Loaiza, Daniel Nieto y Mayte Más.

El relevo al frente de la Permanente del Consejo Local se ha realizado ante la Junta saliente encabezada por Jesús Cruz Foncubierta y una amplia representación de su equipo, y con la presencia de los ex presidentes de la Institución: José Manuel Rivera, Manuel Muñoz Jordán y Juan Pedro Fernández de los Ríos. Igualmente, y en el transcurso de la ceremonia, ha sido numerosa la presencia de hermanos mayores y miembros de juntas de Gobierno de las hermandades y cofradías isleñas, ratificando su decisión adoptada por mayoría absoluta en las elecciones celebradas el pasado 20 de junio en la sede de Isaac Peral.

De esta forma, en la nueva Junta Permanente acompañan a Manuel Antonio García los cofrades Manuel Jesús Sánchez Casas, como vicepresidente del Consejo; Raúl Cardoso, como secretario; Francisco José Hernández Romero, en calidad de tesorero; Manuel Ángel Cano Vélez, como vocal de Caridad; José Antonio García Fierro, vocal de Formación; María del Carmen Paramio Gómez, vocal de Juventud; Domingo Azogue Guerrero, vocal de Glorias; Ramón Cao Rondán, vocal de Patrimonio; Eduardo Albarrán Orte, como vocal de Comunicación; y Antonio Jesús Campos Martínez, Adriana Hurtado Miranda, Alberto Moreno Bernal, Juan Carlos Peña Cerezo y Bonifacio Manuel Ruiz de Mier González como vocales.

Es así que, a los trece miembros habituales de este órgano de gobierno se suman dos más tras la ampliación aprobada por el Secretariado Diocesano de Hermandades, con el fin de acometer los proyectos y compromisos adquiridos por el nuevo presidente con los hermanos mayores y priora de la Orden Servita de San Fernando.

En el transcurso de la ceremonia, Manuel Antonio García quiso agradecer la labor desarrollada, especialmente en los últimos años, por los ex presidentes del Consejo, Manuel Rivera y Jesús Cruz, a los que entregó un presente como reconocimiento a su trabajo al frente de este organismo. Asimismo, mostró su predisposición y la del equipo que le acompaña al servicio de las Hermandades y de la propia Iglesia.

“A partir de hoy, os damos el relevo”, expresó el nuevo presidente del Consejo tras jurar su cargo. “Y lo hacemos desde el firme convencimiento de que nos dejáis un camino bien definido en las cuestiones fundamentales y que, por lo tanto, seguiremos recorriendo. Esforzándonos y dejándonos la piel en todo aquello que nos demanden las propias cofradías de la ciudad, a fin de que, en todo momento, el Consejo y esta Permanente que lidero sean una herramienta útil para las Hermandades y Cofradías de San Fernando. Sólo así tendrá sentido esta institución en la que creemos decididamente todos los que hoy tomamos posesión de nuestros cargos”.

“Cargos que son responsabilidades que afrontamos como cristianos y cofrades comprometidos. Porque, más allá de la labor representativa que nos corresponde ejercer, este equipo de quince hombres y mujeres empieza a trabajar al servicio de las hermandades”, añadió.