Los hispanoamericanos hablan andaluz

La respuesta se encuentra en la Historia

Por Alberto Pacheco

Muchos se preguntarán a qué se debe el hecho de que los andaluces nos parezcamos hablando más a los hispanoamericanos que a los vascos, los cántabros o los leoneses, cuando geográficamente estamos mucho más lejos de América que del norte de España.

La respuesta, como tantas veces, se encuentra en la Historia. Según el trabajo realizado por Boyd-Bowman sobre el censo de colonos que llegaron a América entre 1492 y 1580, el 35,8% eran andaluces y el 16,9%, extremeños. Al hecho de que más del 50% fuesen procedencia meridional, se le sumó el que los inmigrantes, antes de partir al Nuevo Mundo, debían estar en Sevilla durante un año a la espera de la documentación necesaria, de modo que los no andaluces acababan impregnándose del habla de Sevilla antes de llegar a América.

El resultado de que confluyeran tantos hablantes de Andalucía con hablantes de otras zonas de España produjo una nivelación lingüística, es decir, entre todos fueron creando un nuevo dialecto con elementos de diversa procedencia en los que, sin duda, la norma andaluza, y especialmente la sevillana, tuvo especial relevancia. Es así como se explica el hecho de que los hispanoamericanos seseen, no pronuncien las eses finales, se «coman» las des que van entre vocales o suelan vacilar entre la pronunciación de la erre y la ele, así como el hecho de que no digan vosotros sino ustedes.

Lógicamente, el tiempo y la distancia ha hecho que el español de América sea en la actualidad diferente al andaluz y muy rico en cuanto a sus diferentes variedades, pero la impronta sevillana y andaluza aún permanece, pues parte del español hablado en Andalucía ─es decir, del andaluz─ y no del castellano.