Dos niños de cinco y siete años hospitalizados por consumo de cocaína

El consumo por parte de los menores fue accidental porque estaba ubicada en un lugar de su casa que estaba a su alcance

Desde el pasado domingo a este martes por la mañana han estado ingresados en el hospital Josep Trueta de Girona dos niños de 5 y 7 años, naturales de Cassà de la Selva, Girona. Según las primeras investigaciones, el consumo de la droga por parte de los menores fue accidental porque estaba ubicada en un lugar de su casa que estaba a su alcance. Los niños han evolucionado favorablemente y ya se les ha dado el alta.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a la madre, que se encuentra en libertad a la espera de la decisión judicial, mientras que el padre está previsto que declare este martes. El pasado domingo por la mañana, la madre y los dos pequeños se encontraban en un bar de su municipio. Fue entonces cuando la propietaria del local, que conoce a la familia, detectó una actitud extraña en los niños y llamó al teléfono de emergencias 112.

Una ambulancia del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) se presentó en el bar y los dos menores fueron trasladados en ambulancia hasta el hospital Josep Trueta. Una vez allí, según han confirmado los investigadores, el personal sanitario les hizo varias pruebas y detectó la presencia de cocaína en su sangre. El consumo fue leve y en ningún momento corrieron peligro, dijo el personal sanitario.

Agentes del Área de Investigación Criminal (AIC) detuvieron a la madre por un delito relacionado con los derechos y deberes familiares y dejaron sin efecto la detención a la espera de que sea citada por el juez de guardia de Girona.

Los dos niños han permanecido ingresados en planta hasta a primera hora de este martes. De esta manera han estado 36 horas en observación y ya habrían expulsado toda la droga de su organismo.

La policía puso el caso en conocimiento de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y mientras se resuelve el expediente abierto para supervisar la situación de la familia, los menores han quedado bajo la custodia de una abuela.