Cádiz recibe la visita del buque escuela italiano ‘Amerigo Vespucci’

Realizará una estancia en la ciudad hasta el viernes 9 de septiembre

El buque escuela de la Marina militare italiana Amerigo Vespucci efectuará una escala en Cádiz desde este martes 5 al viernes 9 en la décima etapa de su campaña de instrucción 2017.

Según ha informado la Marina en una nota, el llamado “barco más bello del mundo” salió del arsenal militar italiano de La Spezia el pasado 19 de abril para iniciar la campaña de instrucción 2017. Desde entonces la unidad, junto con su tripulación, ha llevado la excelencia de Italia y el prestigio de sus Fuerzas Armadas hasta América del Norte, mediante la participación en eventos culturales y de promoción, en colaboración con las representaciones diplomáticas italianas ubicadas en los países visitados.

El Amerigo Vespucci está en el muelle de Alfonso XIII del puerto de Cádiz y el público podrá visitarlo en los siguientes horarios este miércoles de 16,30 a 18,30 horas, el jueves de 14,30 a 16,30 horas, el viernes de 10,30 a 12,00 horas y de 14,30 a 18,30 horas.

El buque ha participado en Hamilton (Islas Bermudas) en la regata internacional de veleros ‘Tall ship race’ que mantiene viva, gracias a los “gigantes de la mar”, la tradición de la navegación a vela especialmente en las generaciones más jóvenes.

Posteriormente el velero visitó Canadá, donde participó en las celebraciones del 150 aniversario de la Confederación Canadiense, recibiendo la visita del Jefe del Estado. Tras dos etapas en Estados Unidos, donde los cadetes del primer curso de la academia naval de Livorno tuvieron la ocasión de visitar la sede de Naciones Unidas, el Vespucci ha vuelto a cruzar el océano Atlántico efectuando una escala en Ponta Delgada, en las Azores.

El éxito de público “ha sido grande”, especialmente entre las comunidades italianas en el extranjero que, subiendo a bordo, han podido respirar el “aroma de casa” y encontrar entre la tripulación a sus propios compatriotas.

De hecho, a día de hoy, han sido más de 32.000 las personas que han visitado el Vespucci en los varios puertos, pudiendo admirar el estilo, único de su género, y la belleza de un encanto que no tiene edad.

La campaña de instrucción a bordo del buque Vespucci, y especialmente la travesía atlántica con navegación a vela, los continuos ejercicios prácticos, la aplicación de los principios de la navegación astronómica para la determinación de la posición, los ritmos apremiantes de las guardias, representan uno de los cimientos en la formación del personal de la Marina militare y contribuyen a transferir los valores esenciales que caracterizan a los hombres y mujeres de marina como son el amor por la mar, la ética, la fidelidad, la disciplina y el honor, así como el espíritu de cuerpo, el formar equipo, el crear la tripulación.

Al abandonar Cádiz, el Vespucci se dirigirá a Toulon, en Francia, penúltima etapa de la campaña.

El buque fue proyectado, junto con otro gemelo llamado Cristoforo Colombo, por el teniente coronel ingeniero Francesco Rotundi, director de los Astilleros de Castellammare di Stabia.

La botadura del Amerigo Vespucci tuvo lugar en Castellammare di Stabia el 22 de febrero de 1931, hace 86 años, y la unidad sigue todavía en servicio para el adiestramiento de los aspirantes oficiales de la academia naval de Livorno.

Entre 2014 y 2016 el Vespucci fue sometido a obras de modernización de las capacidades operativas de a bordo y de adecuación de los aspectos logísticos a los estándares modernos. El aparato de propulsión y el generador de energía eléctrica se sustituyeron totalmente por otros productos tecnológicamente avanzados. La unidad se dotó con una nueva hélice y nuevos sistemas de plataforma, más eficientes y totalmente respetuosos con el medio ambiente.

Esta importante actividad de “rejuvenecimiento” y “re-styling” del Vespucci fue coordinada por la dirección de obras y servicios, y más concretamente por la sección de estudios del arsenal militar de La Spezia, con una importante contribución por parte de mano de obra “casera” constituida por cuadrillas del arsenal y de personal de a bordo.

Desde su entrada en servicio, la unidad ha desarrollado todos los años actividad de adiestramiento (a excepción de 1940 debido a los eventos bélicos, y de los años 1964, 1973, 1997, 2014 y 2015 por

obras extraordinarias), principalmente en favor de los cadetes de la academia naval, pero también de marineros con compromiso de cuatro años y de los alumnos del colegio naval, actualmente denominado escuela naval militar ‘Francesco Morosini’.

Desde el punto de vista técnico y estructural, el Amerigo Vespucci es un velero con motor, presenta tres mástiles (trinquete, mayor y mesana) y un bauprés en la proa, que a todos los efectos es como un

cuarto mástil. Los mástiles tienen vergas con velas cuadras que, junto al resto de velas hasta un total de 24 fabricadas con lona, constituyen una superficie que supera los 2.600 metros cuadrados.

La tripulación está formada por 270 militares entre hombres y mujeres. Durante el verano la unidad embarca a los marineros con compromiso de duración primero y posteriormente a los cadetes de la

academia naval para la habitual campaña de instrucción. De esta forma, la tripulación aumenta en más de 100 unidades llegando a alcanzar, en fase de pleno régimen, hasta 400 personas a bordo.

Este año 79 marineros con compromiso de cuatro años durante la escala en Montreal han sido relevados por 125 cadetes del primer curso de la academia naval de Livorno, entre los cuales se cuentan 18 extranjeros.

Los cadetes embarcados, sumergidos en un contexto de trabajo único en su género, aprenden los fundamentos del arte de la marinería y de la navegación llevando a la práctica lo que hasta hoy han estudiado en los libros, se adiestran con los aparatos de marinería trepando por los mástiles y calculan con el sextante la posición de la unidad respecto a las estrellas.