Rinden homenaje en La Isla a diputado doceañista turolense Isidoro Antillón

El acto incluyó la conferencia ‘Primer mártir por la libertad de la España Moderna’, por José María de Jaime

En el marco de la programación del CCVII aniversario de la apertura de las sesiones de las Cortes Generales y Extraordinarias de 1810 de la Villa de la Real Isla de León, la alcaldesa, Patricia Cavada, presidió en la noche de este jueves, en la Iglesia del Carmen, el acto de homenaje al diputado doceañista Isidoro de Antillón y Marzo, que contó con la presencia del alcalde de Santa Eulalia del Campo (Teruel), Blas Lanzuela Espinosa, acompañado de varios ediles de la Corporación municipal.

Momentos antes de la conferencia titulada “Isidoro de Antillón: geógrafo, escritor y diputado liberal en Las Cortes de 1813. Primer mártir por la libertad de la España Moderna”, impartida por el profesor José María de Jaime Lorén, de la Universidad CEU Cardenal Herrera Oria de Valencia, ambos regidores descubrieron una placa conmemorativa de cerámica turolense entregada a la ciudad de San Fernando que recuerda al diputado doceañista.

La regidora isleña recordó en su intervención el papel de la Iglesia del Carmen como tercera sede parlamentaria de la España asediada, ya que en 1813 el templo carmelitano compatibilizó el poder religioso y el político, celebrándose en este edificio un total de 66 sesiones parlamentarias entre los meses de noviembre y diciembre.

Patricia Cavada, que calificó de “extraordinaria” la exposición del profesor Lorén, subrayó también el papel del profesor Juan Torrejón Chaves para desarrollar este acto “de justicia hacia uno de los políticos preclaros de nuestra naciente democracia, pionero en la defensa de los derechos del hombre y opuesto a toda forma de despotismo”, incidiendo en que  gracias a Antillón “se lograron además importantes derechos en la enseñanza y nuevas formas en la educación de las futuras generaciones, ya que fue obra suya la abolición de los métodos violentos en las escuelas españolas”.

Isidoro de Antillón, tras su destacada intervención en las Cortes del convento carmelitano isleño, fue abordado en la noche del 3 de noviembre de 1813 por tres individuos en la actual calle Tirso de Molina, un atentado que se ha considerado como el primero de origen político sufrido por un diputado en la historia de España.