Muchas novedades en la recreación de la Toma de Zahara de la Sierra

Los hechos que se representan sirvieron como punto de inflexión para la reconquista del Reino de Granada

Los habitantes de Zahara de la Sierra viajarán al pasado entre el 20 y el 28 del mes de octubre para revivir unos hechos que marcaron la historia no sólo del pueblo, sino del país, por cuanto se rememora la Toma de la Villa, en lo que fue un punto de inflexión para la reconquista del Reino de Granada por parte de Castilla.

Las calles volverán a disfrazarse y llenarse de vida, de color y sabores para transportar a vecinos y visitantes al año 1483. “Moros y cristianos” demostrarán que no todo fue guerra en una época en la que los pueblos castellano y nazarí fueron capaces de convivir y compartir su cultura y su forma de vida.

Todo esto se verá reflejado en la multitud de actividades que forman parte del programa de la recreación, que ha sido presentada en Cádiz por el diputado provincial de Cultura, Salvador Puerto, el alcalde de Zahara de la Sierra, Juan Nieto, y el presidente de la Asociación Cultural ‘Toma de la Villa’, Francisco Antonio Jiménez.

Se trata, como ha dicho Salvador Puerto, de “una cita que nace de la inmensa historia que tiene la provincia de Cádiz, una provincia protagonista en la historia de España, y una localidad pequeña, pero histórica, como es Zahara de la Sierra, así lo atestigua”.

El alcalde de Zahara, Juan Nieto, ha ahondado en la importancia histórica del hecho que se conmemora en este 534 aniversario. Y además ha puesto de relieve la conjunción de “literatura, artesanía, gastronomía y un entorno privilegiado, con vistas de unos paisajes que se conservan desde hace siglos. Todo eso es un pretexto claro para pasar unos días degustando y disfrutando Zahara”.

Francisco Antonio Jiménez, en representación de la Asociación ‘Toma de la Villa’, ha desgranado el contenido de un programa que incluye como novedades un aumento de las actuaciones protagonizadas por los voluntarios de las asociaciones culturales participantes, más talleres y actividades de ocio para el público infantil, con una escuela de escuderos como gran atractivo, o un intercambio de alimentos entre las ‘tropas’ cristiana y nazarí.

Además de este, habrá recreaciones de distintos momentos históricos, con protagonismo para la toma del castillo, con la participación de una treintena de escaladores y una suelta de palomas; presentaciones literarias; música; un mercado gastronómico y artesanal; teatro; danza; juegos tradicionales; talleres para niños; un homenaje al escalador Puerto Carrero; o el pregón a cargo del chiclanero José Manuel Miranda. El cuadro que sirve de base para el cartel anunciador del festejo ha sido obra este año de Justo Rodríguez Chacón.

Aunque el programa incluye actividades desde el 20 hasta el 28 de octubre, será en el fin de semana del 20 al 22 cuando se lleven a cabo las recreaciones históricas y el grueso de actos previstos.