Chiclana y San Fernando incrementan la morosidad con sus proveedores

El último informe de morosidad de ATA revela una subida del 21 y 3% en ambos casos, mientras Cádiz y El Puerto bajan

Chiclana y San Fernando han incrementado su periodo de pago a proveedores. Así lo refleja el último informe de morosidad en la administración de la Federación de Autónomos ATA. El Ayuntamiento de Chiclana ha pasado de pagar a los autónomos que le realizan trabajos de 138 días en diciembre de 2016 a 167 días, dato de ATA de septiembre de 2017. En el caso de Chiclana, figura en un ranking elaborado por dicho colectivo con los 10 ayuntamientos que más tiempo tardan en pagar a sus proveedores, dudoso honor que comparte con otro Consistorio de la Provincia, en este caso, Jerez, que tarda en pagar a los autónomos 273 días.

En el caso de San Fernando, el incremento es menor que en el de Chiclana, donde se ha pasado de 67 días en diciembre de 2016 a 69 en septiembre de 2017, un tres por ciento de incremento. Ello dejaría a La Isla con un suspenso “raspado”, pues supera en 10 días el plazo mínimo de pago a proveedores de 60 días que marca la Ley en España.

En el caso contrario están los ayuntamientos de Cádiz y El Puerto, donde han reducido los días en que un trabajador autónomo tarda en cobrar los servicios que ha prestado. Cádiz ha bajado de 106 días en diciembre de 2016 a 88 en septiembre de 2017, cuantificable en un 17 por ciento menos. El Puerto pasa de 160 días de diciembre de 2016 a 148 en septiembre de 2017. En ambos casos se sobrepasan los 60 días que marca la Ley.

En el caso contrario está la Diputación de Cádiz, segunda mejor administración de su clase que mejor paga a sus proveedores de toda España, pese a que ha empeorado su tiempo de pago de 59 a 60 días entre diciembre de 2016 y septiembre de 2017. Con todo, se sitúa justo donde marca la Ley.

Informe de ATA

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos. Incumplen la Ley de Morosidad tanto la local como la estatal. En esta ocasión debemos reconocer el esfuerzo que están realizando las administraciones regionales para reducir los plazos en contraposición con la central que, a pesar de que son muy pocos los autónomos que trabajan para la administración central han visto incrementado en un 65% su tiempo de espera para cobrar sus facturas y las locales.

La trasposición de la Directiva Europea sobre la Morosidad a España contempla la posibilidad de realizar la revisión de la factura hasta en los 30 días posteriores a su presentación y otros 30 para realizar el pago. Aun teniendo en cuenta este detalle, administraciones locales y administración central incumplen la ley, como ya hemos señalado, y tardan más de 60 días en efectuar el pago de las facturas a los autónomos. Los plazos medios de pago con los autónomos de las administraciones públicas en el tercer trimestre de 2017 son de 71 días, tan sólo un día menos que en diciembre de 2016 (72 días). Continuando con la tendencia de los últimos meses, las administraciones autonómicas son las que pagan en menor tiempo, en 52 días, de media, a ser las únicas que han reducido los periodos medios de pago en lo que llevamos de año, concretamente en 12 días, frente al aumento registrado tanto en la administración central y en la local.

Así, las administraciones locales pagan de media sus facturas a los autónomos en 91 días (frente a los 80 de diciembre de 2016) y la central en 71 días de media, al registrar un aumento en el periodo analizado por ATA de 28 días (pasando de los 43 días en diciembre de 2016 a los 71 de septiembre de 2017).

Para la realización de este informe la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, utiliza para el cálculo del periodo medio de pago la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la utilizada por el ministerio de Hacienda y AA.PP. que utiliza desde la convalidación de la factura por parte de la administración competente hasta el pago efectivo. Esto da un margen de entre 28 y 32 días que es lo que se tarda de convalidar las facturas por parte de las Administraciones. Además se ha realizado una media de los periodos medios de pago de los 9 meses de 2017.

La media de tiempo de espera para cobrar sus facturas de los autónomos que trabajan con las administraciones regionales en de 52 días, prácticamente dos meses. A pesar de esto, han sido las únicas en realizar un esfuerzo en reducir los tiempos de pago a sus proveedores autónomos y han logrado reducir el tiempo de espera en 12 días de media durante 2017.

Sin dejar de tener en cuenta que hablamos de los periodos medios de pago en lo que va de año, la Murcia y Comunidad Valenciana son las administraciones que más tardan en pagar a los autónomos. Son casi 3 meses de espera en ambas comunidades: Murcia 89 días y Comunidad Valenciana 83 días de medias. Les siguen Cantabria (79 días de media) y Cataluña e Islas Baleares, ambas con 59 días de media.

Por encima de la media pero ya por debajo de esos 60 días (30 días de validación de factura y 30 de periodo medio de pago) que marca la Ley como plazo máximo está también la Comunidad de Madrid (55 días). En el caso tanto de Madrid como de Baleares debemos destacar la importante disminución de los días de espera respecto al primeros de año. De hecho Baleares con 25 días menos es la que más días ha reducido los periodos medios de pago. La Comunidad de Madrid y su gobierno regional lo han hecho en 18 días.

Por el contrario, hay que valorar el trabajo de las administraciones autonómicas de País Vasco y Navarra, que cumplen con los plazos establecidos por la Ley de morosidad y pagan a sus proveedores autónomos en 27 y 29 días de media, respectivamente. Aquí cabe destacar el importante esfuerzo realizado por la Andalucía que ha logrado reducir en 14 días en lo que llevamos de año el periodo medio de pago, pasando de los 47 días de media en diciembre de 2016 a los 33 de septiembre de 2017. O de Asturias y Galicia que han pasado de 59 días a 39 de media en lo que llevamos de año.

Solamente Cantabria ha aumentado los periodos medios y paga más tarde ahora que cuando cerramos 2016, aunque el incremento haya sido de dos días.

El informe sobre la Morosidad pública de ATA se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales con los autónomos. En 2017, la diputación de Pontevedra (17 días), junto con las diputaciones de Valladolid y el cabildo insular de La Gomera (20 días), diputación de Palencia y de Cádiz (21 días), son las que menos tiempo hacen esperar a sus proveedores, cumpliendo la Ley de Morosidad con holgura al pagar tres semanas o menos. Y en la mayoría de los casos registrando mejores medias aun que las ya buenas en diciembre de 2016. Así, la diputación de Pontevedra paga dos días antes que en 2016, o la de Valladolid 4 días antes, incluso el cabildo de la Gomera ha reducido sus periodos de pago en 5 días en lo que llevamos de año.

Desigual comportamiento tiene las diputaciones que más tardan en pagar. Mientras que Burgos registra la peor media (68 días de media) sin embargo han reducido sus periodos medios en lo que llevamos de año en casi una semana (-6 días desde diciembre de 2016). En segundo lugar de los que más tardan en pagar hablamos del cabildo insular de El Hierro que nos sólo tarda 64 días en pagar sino que además ha incrementado su registro en 3 días en lo que llevamos de año. Así como el cabildo de Tenerife que ha incrementado en un día su periodo medio hasta los 63 días de demora (incumpliendo la Ley), en el mismo registro está la diputación de Ávila (63 días de demora) aunque ha incrementado 10 días su periodo medio de pago en lo que llevamos de año.

La diputación que más ha reducido sus periodos de pagos es el Consejo insular de Ibiza (-19 días) y la que más lo ha incrementado es la de Cáceres con 19 días de retraso más pasando de 40 días a 59 días de retraso.

Queremos destacar aquellas localidades que mejor y peor pagan a sus proveedores dentro de los grandes municipios de España. Debemos recordar que la administración local es la peor pagadora, ya que se demora de media tres meses (91 días) en pagar a sus proveedores autónomos. Además, ésta es el tipo de administración para la que más trabajan los autónomos. Es decir está fuera del plazo que marca la Directiva Europea de Lucha contra la Morosidad (30 días +30 días).

Para ello hemos tomado como referencia los ayuntamientos de grandes municipios. (Se adjunta al final del documento tabla completa con la evolución de estos municipios).

Pero frente a esos 91 días de media, hay municipios que registran unos datos mucho más altos. Es el caso de ayuntamientos como los de Jaén y Gandía, que se han convertido en los que más tardan en pagar de España, al pagar en 473 días (Jaén) y 410 (Gandía). Es decir, que un autónomo que realiza un trabajo para uno de estos dos ayuntamientos cobrará, de media, casi 16 meses después de presentar la factura. 385 días de media esperan los proveedores en Algeciras, y casi un año en Parla (344 días) y Telde (326 días).

Por el contrario, también hay ayuntamientos que realizan una buena gestión de sus facturas y no sólo cumplen la Ley de Morosidad sino que pagan en menos de tres semanas. Así, la administración local de Fuengirola es la que antes paga a sus proveedores, al hacerlo en 11 días de media, seguida del ayuntamiento de Vigo (18 días), Segovia, 24 días de media, Cáceres, 25 días de media (que además ha reducido su periodo medio en 90 días) y 26 días en el caso del ayuntamiento de Dos Hermanas.

Aquí hay que destacar el esfuerzo hecho este primer semestre por el ayuntamiento del municipio madrileño de Alcorcón, que si bien llevaba unos años situándose como el peor pagador, ha pasado de pagar a sus proveedores de 449 días, de media, a 251 días, que si bien sigue siendo un registro que no se debería permitir, es  de valorar la reducción en más de seis meses del tiempo de espera para cobrar las facturas.