Empate del Cádiz 2-2 ante la Cultural Leonesa

Tras ir ganado 2-0 en el descanso, los amarillos dejan escapar un punto

La igualada categoría deja partidos como el vivido este sábado en Carranza. El Cádiz controló y se marchó al descanso venciendo claramente 2-0, pero en la segunda parte vio neutralizada esa renta con dos chispazos rivales ante la resistencia y el trabajo físico cadista.

El once titular estaba plagado de parejas insólitas, tanto en el eje de la zaga como en el centro del campo y la delantera. Álvaro Cervera optaba por oxigenar el equipo buscando cosas nuevas ante un rival que llegaba con un estilo propio marcado desde la pasada campaña.

Mikel Villanueva cabeceó a los once minutos la primera ocasión en un córner de Perea que se marchó pegado al palo. En ese saque de puerta un corte perfecto de cabeza de Garrido habilitó a Carrillo para que, en un mano a mano, superara al ex cadista Jesús Fernández poniendo fin a la sequía de goles.

Los amarillos ganaron en confianza y un minuto después rozaron el segundo con un tiro frontal de Salvi pegado al palo. La primera acción visitante llegaría a los veinte minutos con un tiro frontal de Señé que se marchó por encima del larguero. Pero el 2-0 iba a llegar rozando la media hora de partido en un perfecto centro de Álvaro García que Iván González se introdujo en propia puerta. El encuentro se ponía a favor, pero de nuevo una mala noticia en forma de lesión llegaría cuando en el minuto 35 Salvi tuvo que dejar su puesto a Nico Hidalgo. El rival, acostumbrado a resultados abultados, no renunció a acortar distancias pero en el minuto 40 Martínez se encontró con Cifuentes en un buen disparo a bocajarro.

La reanudación apenas varió el guión. La Cultural buscaba tener el dominio y el Cádiz los robos rápidos en el centro del campo donde brillaba la labor de Garrido y Álex Fernández. A falta de media hora el técnico cadista reforzó esa posición dando entrada a Abdullah por Perea.

Pero el rival iba a acortar distancias en el minuto 73. Buendía lograba ganar la línea de fondo y pasar atrás para la entrada de Señé que batía a Cifuentes de tiro cruzado. El guardameta poco pudo hacer ante el tiro ajustado, todo lo contrario que un minuto después cuando repelió un tiro de Buendía desde el punto de penalti evitando el empate.

A falta de cuatro minutos la victoria se iba a escapar con un centro lateral que Aridai, tras controlar dentro del área, ajustó al palo para poner el empate a dos. Los amarillos se lanzaron a por el tercero para recuperar la renta perdida. La tuvo Barral en el descuento con un tiro cruzado que detuvo el guardameta, y el reparto de puntos se consumó para añadir un nuevo punto al casillero.