Los enfermeros de Cádiz celebran la aprobación de la prescripción enfermera

Campos, satisfecho de la seguridad jurídica con la que a partir de ahora cuenta el colectivo

Los representantes de las dos profesiones sanitarias más numerosas del sistema sanitario, enfermeros y médicos, rubricaron en la tarde de ayer, ante la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, un acuerdo que establece los fundamentos que permitirán la prescripción de determinados medicamentos por parte de la enfermería. Se trata de un pacto que repercutirá de forma positiva en la atención al paciente y en el devenir del propio sistema sanitario en un futuro marcado por el incremento de pacientes crónicos, el aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población.

El clima de consenso y colaboración logrado entre los actuales representantes de la Mesa de la Profesión Enfermera –compuesta por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería, SATSE- y el Foro de la Profesión Médica, ha dado lugar a un documento de consenso que recoge el redactado que necesariamente deberá incluirse en un nuevo Real Decreto que modifique el actualmente vigente. De esta forma, se pondrá fin a una situación actual marcada por la inseguridad jurídica de los profesionales y el perjuicio en la atención sanitaria a los ciudadanos.

Con el nuevo texto se introducen importantes modificaciones en el RD de prescripción aprobado hace dos años y que imposibilitaba a los profesionales de enfermería el manejo de determinados medicamentos que utilizan de forma cotidiana. Con las modificaciones consensuadas en el día de ayer, y una vez sea publicado un nuevo Real Decreto en el BOE, los enfermeros podrán indicar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica en base a protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, que serán acordados en la Comisión que a tal efecto se pondrá en marcha. En esta comisión estarán representados el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, las comunidades autónomas, las mutualidades de funcionarios, el Ministerio de Defensa y los Consejos Generales de los Colegios Oficiales de Enfermeros y de Médicos.

Para el presidente de los más de 7000 enfermeros gaditanos, Rafael Campos, la firma de este acuerdo supone “una muy buena noticia, a partir de ahora los enfermeros y enfermeras podremos tener seguridad jurídica en nuestras actuaciones, ya que antes no la teníamos”.

En este sentido, Rafael Campos ha señalado que la existencia de una norma para poder Indicar, usar y administrar determinados medicamentos y productos sanitarios en base a protocolos y guías elaborados por médicos y enfermeros viene a normalizar una práctica diaria enfermera en los Centros y domicilio. Asimismo, Campos ha querido subrayar que, tras lo establecido en este acuerdo, para que los enfermeros sean reconocidas como prescriptores no será necesaria ninguna formación adicional, pues el Grado en Enfermería ya incluye contenidos específicos en este sentido. Una circunstancia que es igualmente aplicable a los profesionales que tengan la titulación anterior, la de diplomado, puesto que la legislación vigente ya establece la equivalencia de ambas titulaciones con plenos efectos profesionales y académicos.

Del mismo modo, el presidente de la entidad colegial ha querido destacar la responsable y comprometida actitud de los enfermeros y enfermeras en estos dos años que ha durado un decreto “que debió ser anulado al día siguiente de su publicación, y que pudo haber generado un daño irreparable, sobre todo, a los pacientes y usuarios del Sistema de Salud. Solo el enorme compromiso de la profesión enfermera con la salud de las personas ha evitado lo peor. Como siempre, hemos demostrado que por encima de todo, nos interesan nuestros pacientes”.

Finalmente, Rafael Campos, desea puntualizar que se encuentra expectante por conocer la totalidad del decreto una vez que se haya publicado. Ya que afirma “mantener la prudencia” hasta que obtenga el texto, a tenor de lo ocurrido con el anterior decreto del 2015 cuyo contenido pactado, fue cambiado la noche anterior a su publicación.