Un gol de Álex hace al Cádiz seguir con su buena racha de victorias

El partido fue duro con un Valladolid que hizo trabajar a los amarillos en todo momento

Cuarta victoria consecutiva de un Cádiz que sigue afinando su mejor versión de juego. Aunque el Real Valladolid hizo trabajar hasta el último segundo a todo el equipo, los amarillos sumaron merecidamente tres puntos más que lo colocan en la zona alta de la tabla, a la espera del resto de resultados de la jornada.

Foto: Cádiz CF

La ausencia de laterales derechos obligó a reubicar a Servando como era de esperar, lo que dio entrada a Marcos Mauro en el equipo titular, posición que no gozaba tras la recuperación de su lesión. Algo parecido sucedían en los visitantes con Moyano en el lateral izquierdo.

A los 18 segundos el Cádiz ya tuvo su primera acción con un tiro de Salvi que Masip se empleó para despejar a córner. La réplica llegó en el minuto 3 con un tiro de Toni Villa que repelió Cifuentes. El partido estaba bien controlado por los amarillos que impedían a toda costa que los pucelanos se encontraran cómodos al sacar el balón desde su campo.

Eso hizo que en el minuto 5 llegara el gol cadista. Una falta sacada por José Mari a banda para Salvi, cuyo centro fue rechazado por la zaga y ahí apareció Álex Fernández para armar un tiro que acabó dentro de la portería. Kiko Olivas desvió lo justo el lanzamiento para que el portero nada pudiera hacer para evitar el 1-0.

El rival intentó adelantar líneas, pero sólo lograría un centro de Óscar Plano cabeceado por Toni Villa a las manos de Cifuentes. Los amarillos buscaban, como siempre, la velocidad para seguir haciendo daño. Un par de centros de Salvi y Álvaro García pusieron en alerta a la zaga vallisoletana, que en ataque apenas dispusieron de aproximaciones de peligro.

Con un paso al frente del Real Valladolid arrancó la segunda parte. Los cadistas estaban cómodos en el rol de buscar una contra letal, algo que pudieron culminar tanto Salvi como Carrillo. El murciano tuvo la más clara en el minuto 60 con una internada cuyo tiro lo tocó Masip y la zaga salvó en línea de gol. Justo un minuto antes tuvo que marcharse lesionado Villanueva dando entrada a Kecojevic. Hasta ese momento sólo un saque de esquina despejado de puños por Cifuentes llevó peligro por parte visitante, lo que hizo que Sampedro hiciera un doble cambio dando entrada a Gianniotas e Iban Salvador, cambiando a sus hombres de ataque por bandas.

Después de un tiro de Ibán Salvador que detuvo Cifuentes, habría un nuevo contratiempo con Álvaro García que tuvo que marcharse con problemas físicos dando entrada a Barral, antes había entrado Rubén Cruz sustituyendo a Carrillo, lo que dejaba un ataque inédito con el isleño en banda izquierda. Al Real Valladolid le entraron las prisas y comenzaron a agobiar a los cadistas que se empleaban a fondo para mantener la pelota lejos de área propia.

El tramo final iba a cambiar de guión en el minuto 84, cuando una acción trenzada por Rubén Cruz y Barral, iba a acabar con una falta clara de Luismi al utrerano en la media luna. Una acción manifiesta de gol que le costó la expulsión al jugador vallisoletano que dejaba a su equipo con uno menos. El lanzamiento de la falta no iba a tener consecuencias porque Salvi la estrelló en la barrera.

Pese a la inferioridad los de Sampedro iban a acosar a balón parado a los amarillos en el descuento. Primero con un tiro de Matas en el rechace de una falta lateral que se marchó por encima del larguero, y la más clara de todo el encuentro con una falta directa ejecutada por Hervías que Cifuentes salvó con una excepcional mano. El sufrimiento mereció la pena cuando se escuchó el pitido final.