El Cádiz logra la quinta victoria ante el Albacete

Los amarillos se imponen 2-0 gracias a José Mari

El partido se esperaba com se acabó sucediendo: pocas ocasiones, juego trabado y mucha contundencia defensiva. El estilo visitante se intentó imponer pero no lo logró en un a acción brillante que acabó dejando los tres puntos en el Ramón de Carranza para la quinta victoria consecutiva en liga.

Sin novedades en el equipo titular, no había sorpresas sobre cómo pretendía el Albacete afrontar el duelo. La llegada de Enrique Martín al banquillo supuso jugar con una línea de cinco en defensa, algo que ya está siendo habitual en la visita de los equipos al Ramón de Carranza. Eso daba especial importancia a los lanzamientos desde fuera del área y el balón parado.

A los tres minutos Lucas Bijker lo intentó con un lanzamiento que detuvo Nadal, al igual que José Mari con un tiro lateral que detuvo el guardameta pegado al palo. Los visitantes tuvieron su aproximación a balón parado con una falta frontal que Susaeta mandó pegado al palo. Pero en los últimos minutos de la primera parte iba a aparecer de nuevo la mejor versión de los amarillos. Un jugadón de Álvaro García mereció el gol pero el tiro del utrerano lo paró Nadal en dos tiempos. En el minuto 39 nada pudo hacer para evitar el 1-0 con un perfecto saque de esquina de José Mari que Kecojevic cabeceó al fondo de la portería.

Con pocas acciones de peligro continuaría el encuentro. Sólo un tiro lejano de Álex que se marchó fuera, y varios centros laterales que se pasearon sin encontrar rematador, pusieron atractivo al ataque cadista. El Albacete, que buscaba con afán controlar el esférico, comenzó a realizar rotaciones y Enrique Martín introdujo a Bela, Aridane y Morillas en apenas seis minutos.

En el último cuarto de hora buscó refrescar Álvaro Cervera. Primero dando entrada en ataque a Dani Romera por Carrillo, y poco después a Aitor por Álvaro García. El juego varió tras dar un paso adelante el Albacete buscando el empate, lo pudo tener en un centro de Bela que Lucas despejó a córner en el segundo palo. Esa opción empezó a dar opciones a los amarillos de intentar buscar una contra que cerrara el resultado. Y eso iba a pasar en el descuento, tras sufrir con varias faltas en contra, con una perfecta galopada de Salvi que Romera convirtió en el 2-0 para terminar el partido por la puerta grande.