Unos 500 autónomos de la Provincia reciben ayudas por 2,5 millones

La delegada Gema Pérez se congratula de que el 60% de los beneficiarios, 300, son mujeres autónomas

La delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta en Cádiz, Gema Pérez, ha informado de la resolución y fiscalización de las ayudas para trabajadores autónomos de la Consejería de Economía y Conocimiento en sus distintas líneas, donde se han concedido 500 ayudas para autónomos de la provincia por un valor de 2,5 millones de euros.

En una nota, la delegada territorial del área ha explicado que el 60 por ciento de estas personas beneficiarias, unas 300, son mujeres autónomas, algo que, a su juicio, se trata de una “magnífica noticia, ya que siguen siendo las mujeres las que más dificultades tienen a la hora de acceder a un puesto de trabajo, para que se les retribuya de manera igualitaria, y también a la hora de promocionar” en los empleos.

Gema Pérez ha calificado las ayudas a autónomos como “una apuesta indiscutible” de la Junta de Andalucía para apoyar a estos trabajadores y ha recordado que el 90 por ciento del tejido productivo del tejido productivo andaluz está compuesto por pymes y autónomos y que, en el caso concreto de la provincia de Cádiz, hasta el 95 por ciento de las empresas tienen un máximo de cinco empleados.

La normativa que regula estas ayudas para trabajadores autónomos articula tres líneas principales: la línea 1, que fomenta la creación de empresas de trabajo autónomo; la línea 2, para la consolidación empresarial; y la línea 3, centrada en la calidad de sus empleos.

Por su parte, en la provincia de Cádiz, la mayoría de las subvenciones otorgadas se han concentrado en la línea 1, especialmente en el subapartado 1.2, que establece una cuantía máxima de ayuda de hasta 9.000 euros por cada una de las iniciativas incentivadas. Cádiz ha registrado 204 ayudas de la modalidad 1.2 sobre el total de las concedidas.

Gema Pérez ha expuesto que las ayudas de esta primera línea de la Orden de autónomos pretenden favorecer a colectivos o territorios con mayores dificultades para el desarrollo económico. Así, se presta especial atención a jóvenes menores de 35 años, personas mayores de 45, mujeres, parados de larga duración, personas en riesgo de exclusión social y personas con discapacidad.

Igualmente, son zonas preferentes los municipios con menos de 5.000 habitantes o zonas con tasas de desempleo por encima de la media, entre otras y se discrimina positivamente a sectores emergentes como las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), las empresas de base tecnológica, la cultura o el turismo y a sectores en los que las mujeres trabajadoras estén subrepresentadas, para favorecer su inclusión.

La delegada de Economía ha resaltado que tanto en la línea 2, de consolidación empresarial, como en la línea 3.3, de conciliación laboral, en el caso de la provincia de Cádiz se han concedido todas las subvenciones posibles de las que cumplían los requisitos marcados marcados por ley. Así, ha destacado que son incentivos a contratos para sustituir a mujeres con riesgo durante su embarazo o que vayan a disfrutar de su permiso por maternidad. En Cádiz se ha apoyado a 40 empresarias gracias a esta medida.

Pérez ha detallado, además, cómo la mayoría de los incentivos para autónomos han beneficiado a proyectos empresariales del sector servicios, algo que, en su opinión, “no podía ser de otra manera” en Cádiz.