La empresa Torrot ya tiene luz verde de Zona Franca para instalarse en Cádiz

La empresa de velocípedos eléctricos  operará en una nave de más de 5.000 metros cuadrados en  de la antigua Altadis

El órgano de Contratación del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz ha evaluado positivamente la documentación presentada y ha adjudicado a la empresa española de fabricación de velocípedos eléctricos Torrot más de 5.000 metros cuadrados en una nave de la antigua Altadis.

Según ha indicado la Zona Franca en una nota, el Comité Ejecutivo ha autorizado además la licitación de los trabajos de adecentamiento y reparación de dicha nave para su puesta a punto y el inicio de la actividad durante otoño de 2018.

Torrot había optado –a través de la Oferta Pública 15/17 abierta por Zona Franca– a una nave situada para poner en marcha una planta de fabricación y comercialización de velocípedos eléctricos. Una vez comprobada toda la documentación presentada, la Mesa de Contratación ha valorado de forma favorable la viabilidad técnica y comercial de la oferta de la empresa para instalarse en el recinto fiscal.

Además, según ha señalado, estas instalaciones se suman a las oficinas que también va a ocupar la empresa de motocicletas en el edificio Melkart, ya adjudicadas y cuyo contrato fue firmado también días pasados por el delegado del Estado, Alfonso Pozuelo.

Asimismo, el Comité Ejecutivo de Zona Franca ha licitado unos trabajos de adecentamiento y reparación de la nave para poder ponerla en uso, entre los que se acometerán carpintería en cubierta y fachada, limpieza general del edificio o instalación eléctrica, entre otros trabajos que se simultanearán con las obras de adecuación a la actividad que corresponderán a Torrot.

Zona Franca ha indicado que la memoria presentada por la empresa para optar a la nave recoge la importancia de este proyecto para la zona, con una actividad principal centrada en la fabricación automatizada de vehículos eléctricos, cuenta con una previsión de creación de empleo de más de 200 puestos de trabajo entre empleo directo e indirecto y una inversión superior a los 12 millones de euros.

Asimismo, ha apuntado que la llegada de Torrot a la Zona Franca materializa meses de trabajo y contactos entre ambas partes para consolidar una nueva inversión en Cádiz a través de los nuevos espacios productivos que se generaron a raíz de la ampliación del recinto fiscal.

Para Zona Franca esta apuesta de Torrot por la ciudad y por sus equipamientos es muy importante, ya que constituye la punta de lanza de otras grandes empresas con las que se tiene contacto para que se implanten también en el recinto, según ha indicado.