Correos sube en 2018 las tarifas de las cartas, tarjetas y paquetes

El sello para franquear una carta nacional de menos de 20 gramos será ahora de 0,55 euros

La subida se lleva a cabo para prestar el Servicio Postal Universal con la mayor calidad y eficiencia y conseguir una progresiva adecuación a costes

El próximo 1 de enero entrarán en vigor las nuevas tarifas de CORREOS para 2018. La carta nacional ordinaria, el producto más utilizado, se actualizará en 5 céntimos de euro, pasando a tener una tarifa de 0,55 euros.

Esta decisión, adoptada por el Consejo de Administración de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A. y comunicada a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, tiene como objetivo una progresiva adecuación a costes, el mantenimiento de la calidad y eficiencia en la prestación del Servicio Postal Universal (SPU) a todos los ciudadanos.

Por tanto, a partir del 1 de enero, las cartas y tarjetas postales nacionales requerirán un franqueo de 0,55 euros (en lugar de 0,50 euros) si son ordinarias y normalizadas, con un peso de hasta 20 gramos.

España seguirá figurando en 2018 entre los países de la Unión Europea con las tarifas postales más económicas, con una diferencia respecto a la tarifa media europea en 2017 (0,88 euros) de 33 céntimos de euro por envío, y por debajo de Alemania (0,70 euros), Reino Unido (0,79 euros), y Francia (0,85 euros).

Las cartas y tarjetas postales internacionales (ordinarias y normalizadas hasta 20 gramos) se franquearán con 1,35 euros (1,25 euros en 2017) cuando el destino sea Europa, incluido Groenlandia, y con 1,45 euros (1,35 euros en 2017) para el resto de países.

De este modo, la actualización de tarifas de los productos incluidos en el SPU se sitúa en el 9,17%. Para establecer las nuevas tarifas, CORREOS ha seguido el procedimiento previsto en la Ley Postal. Ese mecanismo consiste en que CORREOS, en su calidad de operador designado por el Estado para prestar el SPU, debe comunicar cualquier subida que afecte a los productos y servicios incluidos en él –con al menos tres meses de antelación- a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, quien verifica que se respetan los principios de precios asequibles, transparentes y no discriminatorios.

Además de ser la empresa designada para prestar el servicio postal universal en España, CORREOS es un operador de comunicaciones físicas, electrónicas y de paquetería. En este sentido, dentro de la oferta global de productos de CORREOS, al margen del SPU, cabe destacar el gran peso de la paquetería nacional, que para 2018 prácticamente mantiene sus tarifas, con una variación de 1,32%, o el burofax, que mantiene su tarifa excepto en el Burofax Premium que sube 26 céntimos (3,06%).