Aguas de Cádiz inicia obras de mejora del colector de San Juan de Dios

La obra cuenta con un presupuesto de 215.143,47 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses

Aguas de Cádiz ha sido autorizada por la Junta de Gobierno Local para comenzar las obras correspondientes al proyecto de construcción de nuevos pozos de registro en la galería de la calle San Juan de Dios, cuyos trabajos comenzarán mañana jueves, 11 de enero.

En esta calle se encuentra la galería subterránea más grande de la ciudad –con 2 metros de alto y 1,90 metros de ancho- construida hace más de 80 años y por la que discurre el saneamiento unitario de gran parte del casco histórico. Al no estar limpia, tiene reducida su capacidad hidráulica. Por ello, uno de los objetivos prioritarios de Aguas de Cádiz es mejorar el drenaje de la zona de San Juan de Dios para paliar los problemas de inundaciones en la zona cuando hay fuertes lluvias y la limpieza de este colector es una de las medidas necesarias -entre otras- para conseguirlo. Cabe recordar que este colector que atraviesa la calle San Juan de Dios llega a la estación de bombeo de La Mirandilla desde donde se impulsan las aguas pluviales y residuales hasta la estación de La Martona y de allí, previo paso por la planta de pretratamiento, a la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Cádiz-San Fernando.

Actualmente, debido a que los pozos de acceso están a más de 25-30 metros unos de otros, los riesgos de limpieza en el interior del colector aumentan por problemas de ventilación al trabajar en espacios confinados. Es decir, los accesos a este colector no reúnen las condiciones de seguridad necesarias para bajar y poder hacer los trabajos de mantenimiento y limpieza para su correcto funcionamiento hidráulico.

Por ello, la obra que ahora comienza, con un presupuesto de 215.143,47 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses, tiene como objetivo la construcción de ocho nuevos pozos de registro y acceso a la galería y la rehabilitación de los otros cinco pozos actuales para adaptar la red a la legislación vigente y mejorar las condiciones de trabajo garantizando los estándares de seguridad al permitir puntos de acceso y de escape y ventilación cada 25-30 metros.

Los trabajos de mantenimiento son técnicamente muy complejos puesto que la galería llega a alcanzar los 12 metros de profundidad a la altura del Campo del Sur debido a la orografía de la zona por lo que las medidas de seguridad contempladas son muy estrictas. De hecho, para salvar los posibles riesgos de concentración de sulfuro de hidrógeno y las oscilaciones de la proporción de oxígeno en el aire, se contará con máquinas de ventilación especiales. La empresa encargada de la ejecución de las obras será la gaditana Firmes y Carreteras, S.A., la única que se ha presentado al proceso de licitación abierto por la empresa municipal Aguas de Cádiz.

Plan de tráfico

La obra estará coordinada con la Delegación Municipal de Tráfico y Policía Local que ha previsto un plan de tráfico específico para dar acceso a los vehículos autorizados y servicios de emergencias.

Se colocará cartelería específica y se habilitará un carril de acceso provisional por la plaza de San Juan de Dios durante el transcurso de la misma.
El plazo de ejecución de la obra puede variar ya que, inicialmente, está previsto que durante las fechas correspondientes a la Semana Santa se suspendan temporalmente los trabajos para dejar la calle transitable.

Para Aguas de Cádiz es muy importante mantener el funcionamiento de la galería en todo momento durante la construcción de los nuevos pozos de registro debido a la importancia de la galería como arteria principal de evacuación de las aguas negras del área de estudio.

Zona de cautela arqueológica

Debido a la relevancia histórica del Casco Histórico de Cádiz, las obras cuentan con un proyecto de intervención arqueológica que, además de las gestiones necesarias ante la Delegación de Cultura de Cádiz, contempla la realización de la prospección arqueológica superficial, la elaboración de un informe arqueológico de los posibles hallazgos puestos al descubierto, el control arqueológico de los trabajos de excavación por parte de un arqueólogo director de los trabajos y un equipo de trabajo especializado, así como un informe final de cierre de los trabajos realizados para remitir a Cultura.

Se realizará un estratificado arqueológico con catas manuales antes de poder utilizar una pequeña maquinaria traída expresamente para la realización de los pozos.