La polémica por la paridad llega a las cofradías

La decisión de dos Hermandades de El Puerto de no admitir cuadrillas mixtas bajo sus pasos levanta polvareda

Eduardo Velo

La queja presentada por costaleras portuenses afectadas por la decisión de dos hermandades de El Puerto, las de La Borriquita y La Soledad, de no permitir este año las cuadrillas mixtas de costaleros en sus procesiones, que salen a la calle el Domingo de Ramos y el Viernes Santo, respectivamente, han tenido una gran repercusión a nivel nacional.

Cuadrilla de mujeres que portó en 1996 a la Virgen del Rosario de Jerez, patrona de capataces y costaleros

La queja llegará al Obispado de Asidonia Jerez según han manifestado las propias denunciantes para que sea estudiado, ya que no es algo usual las cuadrillas mixtas en las cofradías que forman parte de la diócesis jerezana.

Esto ha hecho saltar las voces de protestas, entre ellas las de ciertos sectores políticos que han querido ver en esta decisión una falta de paridad en todo el mundo cofrade, cuando, sin lugar a dudas, podemos afirmar que, en la actualidad, la mujer participa intensamente en la Semana Santa, integrada en gran número de hermandades, cofradías e instituciones cofrades de nuestro país, desarrollando en ellas una plena participación tanto en su organización previa como en sus procesiones, aunque debemos ser conscientes de que todavía faltan por dar muchos “pasos” hasta llegar a conseguir que hombres y mujeres puedan realizar esta labor desde la igualdad en todas ellas, los mismos “pasos” que debe dar la sociedad en general.

En nuestra ciudad se tardó muchos años en que una mujer formara parte de la junta de gobierno de una hermandad pero es que también tuvieron que pasar muchos años para que una mujer formara parte de la corporación municipal, y no ha sido hasta el siglo XXI cuando hemos contando con una alcaldesa, el mismo siglo en el que una mujer ha sido nombrada hermano mayor de una cofradía. Una lucha por igualdad que tampoco ha llegado del todo a esos partidos tan defensores de la misma, porque aún no hemos conocido ninguna secretaria general y menos aún presidenta del gobierno ni candidata a ello, lo que viene a decir que en este camino aún queda bastante por recorrer y no solo en lo que a la Semana Santa se refiere.