Torrot firma con Zona Franca su instalación en Cádiz

La empresa ocupará una nave de 5.000 metros cuadrados de la antigua Altadis para comenzar su actividad en octubre

El Consorcio de la Zona Franca de Cádiz y la empresa Torrot han firmado el contrato por el que la empresa española de fabricación de velocípedos eléctricos se instalará en una nave de 5.000 metros cuadrados de la antigua Altadis, con el objetivo de abrir la planta en octubre de este año.

En rueda de prensa, el delegado del Estado de la Zona Franca, Alfonso Pozuelo, ha calificado el día como “importante” para la ciudad y ha deseado “suerte a Torrot”, a quien ha brindado el apoyo del Consorcio “para lo que necesite”.

Por su parte, el consejero delegado de Torrot, Iván Contreras, ha agradecido la “acogida de la ciudad” a la empresa, “que pretende adaptarse a la movilidad del siglo XXI”. Para ello, desde Cádiz parte el “nuevo modelo de negocio” de la empresa, basado en la movilidad personal interconectada.

En principio, en la primera fase la empresa creará entre 20 y 25 puestos de trabajo, aumentando al año siguiente hasta más de un centenar. Torrot realizará una inversión total de unos 12 millones de euros para su fábrica en la capital gaditana.

Cabe recordar que el pasado mes de diciembre el órgano de Contratación del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz evaluó positivamente la documentación presentada y adjudicó a la empresa española de fabricación de velocípedos eléctricos Torrot más de 5.000 metros cuadrados en una nave de la antigua Altadis.

Además, el Comité Ejecutivo autorizó la licitación de los trabajos de adecentamiento y reparación de dicha nave para su puesta a punto y el inicio de la actividad durante otoño de 2018.

Torrot había optado –a través de la Oferta Pública 15/17 abierta por Zona Franca– a una nave situada para poner en marcha una planta de fabricación y comercialización de velocípedos eléctricos. Una vez comprobada toda la documentación presentada, la Mesa de Contratación valoró de forma favorable la viabilidad técnica y comercial de la oferta de la empresa para instalarse en el recinto fiscal.

Zona Franca indicó que la memoria presentada por la empresa para optar a la nave recogía la importancia de este proyecto para la zona, con una actividad principal centrada en la fabricación automatizada de vehículos eléctricos, con una previsión de creación de empleo de más de 200 puestos de trabajo entre empleo directo e indirecto y una inversión superior a los 12 millones de euros.