Lesionado un profesor tras evitar una pelea entre estudiantes en Barbate

Fran sufrió leves arañazos en su mano izquierda al forcejear con un menor que pretendía agredía a otro compañero

“Esa es mi mano. No hay nada grave. Es solo una contusión sin importancia. Y sería sin importancia si me la hubiera hecho yo en el gimnasio, o cargando un mueble o de fiesta un sábado con mis amigos. Pero no ha sucedido en ninguno de esos supuestos y por lo tanto la importancia cambia. Ha tenido lugar en mi puesto de trabajo. Y no desempeño un trabajo en el cual una lesión de este tipo pueda ser algo normal”. De este modo comenzaba describiendo Fran Amroth, un profesor jerezano que imparte clase en el IES Torre del Tajo de Barbate, a través de su perfil de Facebook, la agresión propinada por uno de sus alumnos al tratar de evitar que éste agrediera a uno de los alumnos del centro.

El docente explica que la lesión sufrida en su mano izquierda carece de “intencionalidad pero eso no exime que me haya lesionado”. Según afirma Fran, el alumno, enrabietado, salió del aula con la intención de pegarle a otro compañero que supuestamente le había agredido con anterioridad.

Ante tal circunstancia, Fran, tuvo que intermediar ante el alumno de 12 años, que desobedeció las órdenes de sus profesores y responsables, y levantó la voz de alarma dentro de todo el centro educativo. “Una compañera tuvo que cerrar con llave la puerta de su clase para que este chico no entrara a agredir a su compañero”, explica Fran.

Al final, con la ayuda de otro compañero, ajeno a todo lo que estaba sucediendo en el pasillo, pudieron controlar al alumno, aunque para ello tuvieron que sufrir algunos golpes y arañazos propios del forcejeo. Ante tales hechos, Fran explica que lo que se vivió fue “un drama. Un drama bastante habitual. Un drama en el que tenemos que soportar como su madre viene y tirando de ironía nos ataca y veladamente amenaza si no imponemos el mismo castigo a ambos alumnos, como si ella fuera la que está al cargo del centro educativo y como si supiera más que profesionales con años de experiencia”.

Todo este tipo de agresiones no vienen más que a poner de manifiesto la clara tendencia del alarmante aumento de las agresiones a profesores. Según recoge xlsemanal , “con los años se ha ido perdiendo la noción de autoridad -advierte Jesús Niño, coordinador general del Defensor del Profesor-. Antes, el docente era respetado, demasiado quizá, pero hemos pasado al extremo contrario”.

El Defensor del Profesor del sindicato docente ANPE revela que en el último curso escolar 2016-2017 han aumentado un 15% los casos de acoso y violencia contra los profesores y maestros españoles, concretamente 300 más, respecto al curso anterior, según el duodécimo informe presentado el pasado 22 de noviembre de 2017.