Victoria del Cádiz en Carranza contra el Oviedo

Los amarillos se imponen 2-1 con goles de Perea y Servando

Esperaba Álvaro Cervera un partido igualado donde cualquier error pudiera desnivelar la balanza, y no se equivocó. Dos equipos con una misma filosofía en el campo y con sus onces de gala. En los amarillos destacaba el regreso de David Barral a la punta de ataque y Garrido tras cumplir sanción.

Prácticamente en el primer acercamiento cadista pudo llegar el gol. A los cuatro minutos un buen centro de Álex fue cabeceado con efecto por David Barral buscando la escuadra, de donde la sacó Herrero para evitar que el marcador se moviera. El encuentro transcurría con el balón para los amarillos pero sin peligro, lo que hizo que pasado el cuarto de hora Álvaro Cervera optara por cambiar a Salvi y Álvaro García de bandas. No hubo sobresaltos hasta que en el minuto 34 una muy dura entrada de Rocha a Carpio le costó la cartulina roja. El Oviedo se quedaba con uno menos, renunciaba a la línea de cinco defensores, pero logró acercarse en un par de ocasiones al área de Cifuentes. La más clara con una falta directa de Saúl Berjón que Cifuentes salvó con una gran manopla en una buena estirada.

Quiso realizar cambios en el descanso el técnico cadista y dio entrada a Jona y Perea por Barral y Abdullah. El control seguía siendo local pero un error sería letal. En el minuto 54 una falta lateral sacada por Saúl Berjón fue rematada por Linares que, ayudado por el larguero, metió la pelota para el 0-1.

A los amarillos no les quedaba otra que despertar. Cervera hizo un último cambio introduciendo a Eugeni por Garrido, y el cambio surtió efecto. Tras un centro de Salvi que peinó Álvaro y se marchó fuera tras dar en el larguero, iba a tener una réplica los carbayones con un córner sacado por Saúl que cabeceo solo fuera Folch. La reacción iba a llegar.

Y la iba a protagonizar Alberto Perea en el minuto 72 con una jugada dentro del área que, tras regatear a varios contrarios, se sacó un derechazo a la escuadra para empatar el partido. Siete minutos después subiría el segundo al marcador en un saque de esquina de Álex que cabeceó Servando para firmar la remontada. Tocaba sufrir para lograr la victoria, pero aunque el partido se rompió, la victoria se quedó en casa.